Incendios en España

Medias verdades de los incendios en España

Por desgracia los incendios en España han sido los protagonistas de las últimas semanas golpeando duramente Galicia, Asturias y Portugal. Por desgracia la fuerte sequía de este año ha favorecido que se desencadene la tormenta perfecta para acabar con nuestros montes. Tras los incendios vienen las preguntas y los artículos de opinión que hablan del motivo, qué se hace bien o qué se hace mal. Algunos de estos comentarios esconden medias verdades que queremos desgranar para que tengáis toda la información y os podáis formar vuestra propia opinión.

“Sembrar eucaliptos favorece los incendios.”

En muchas ocasiones se habla de que el eucalipto es una especie propicia o que favorece los incendios y esta afirmación es una verdad a medias. Los eucaliptos (como los pinos) es una especia que desprende la corteza en tiras y hace que haya combustible para que se propague el incendio pero no es un causante de los incendios en España.

Ahora bien, deberíamos entender por qué hay este tipo de especies. Y es principalmente por dos motivos, por un lado en el norte de España y en especial en Galicia y Asturias, abundan los minifundios. Y por otro lado la industria papelera está muy arraigada. Teniendo en cuenta estos dos aspectos y si nos ponemos en la piel de un propietario lo primero que harías es sacarle rendimiento a tu terreno y lo más sencillo es vender a las empresas papeleras. La industria papelera demanda dos especies principalmente en nuestro país, una es el pino y la otra el eucalipto con una gran diferencia. El eucalipto lo puedes cortar cada 8-10 años y en el caso de los pinos los podemos duplicar. Conociendo esto, ¿qué sembrarías tú si vivieras en una zona rural de pocos recursos?

No todos son pirómanos, aunque son los más peligrosos para los incendios en España.

La inmensa mayoría de los incendios en España son provocados, pero tenemos que distinguir varios tipos de incendios según su origen:

  • Incendios de origen natural. Son los que menos, el ejemplo típico puede ser el de un rayo en medio del campo seco, ante esto poco podemos hacer.
  • Incendio accidental. Son aquellos provocados por la intervención del hombre pero no de manera directa. Un ejemplo sería una chispa de un transformador, si no estuviera el hombre no se habría producido pero no hemos intervenido con una acción. Son más que los anteriores pero podemos seguir diciendo que son pocos.
  • Incendio negligente. Ya comenzamos con la lista negra, estos son los más numerosos. Son aquellos en los que a pesar de que hay una prohibición se quebranta para hacer un fuego aunque sin una intencionalidad de hacer daño. En esta categoría están los provocados por quema de rastrojos, barbacoas, etc.
  • Incendiario. Son aquellas personas que buscan un beneficio económico o les gusta ver hacer daño. Algunos ejemplos son los casos que ha habido de brigadistas que al acabar la temporada han prendido fuego a montes para prolongar su temporada. Sin duda una idea muy desafortunada ya que si bien trabajarás un mes más es posible que el año que viene ni te llamen porque ya no habrá monte.
  • Pirómano. Sin duda los más peligrosos, son personas enfermas que disfrutan viendo arder las cosas. Tienen un conocimiento técnico del fuego amplio y saben cómo provocarlos para dificultar su extinción. La colaboración ciudadana es fundamental para identificarlos ya que son clave para evitar los incendios en España.

Fuego forestal

Los montes están sucios.

Esta es una verdad, sin ninguna duda pero es una frase tan amplia que es imposible de abarcar. Los montes están sucios por varios motivos, el primero es porque no se aplican los planes de ordenación. Todo monte tiene un plan de gestión para su cuidado y ordenamiento (podas, claras, saneamiento, etc.), el problema es que se aplica parcialmente o muchas veces ni eso por falta de presupuesto. Y digámoslo, por desinformación. Cuando ves entrar en el monte maquinaria pesada lo primero que pensamos es que lo están destrozando y eso hay que evitarlo o dificultarlo. Por poco que nos guste, la única forma de hacer estos cuidados de una manera rentable y eficaz es así y a largo plazo está más que demostrada su eficacia (en Valsain en Segovia lo han hecho durante los últimos 200 años y está considerado uno de los mejores pinares de Europa).

Otro motivo de la suciedad de los montes es la cada vez mayor ausencia de ganado. Cada vez el sector se centra más en la concentración de animales en fincas, parcelas o granjas. El ganado es fundamental para limpiar el pasto y ramonear sobre todo durante el verano. Eso sí, el exceso de ganado también puede ser contraproducente porque evita la regeneración.

trabajo forestal

No se invierte dinero en los montes.

La verdad es que se invierte bastante dinero en los montes. Que no es suficiente, estamos de acuerdo. Aunque el principal problema es la distribución del dinero invertido. La reacción política natural ante un gran incendio es contratar más brigadas, comprar un helicóptero nuevo, camiones, etc. En resumen están atacando el problema por detrás, sin anticiparse. Con esa inversión presupones que va a haber un incendio y crees que lo pararás. ¿No sería más sencillo evitar ese incendio? Pero es más sencillo vender una foto en la prensa con equipo nuevo que ir a un monte perdido a hacerte foto con peones haciendo podas y claras.

La realidad de nuestros montes es muy compleja. El cambio climático nos va a golpear duramente, se espera que en 2100 Madrid tenga la temperatura de Erbil (Iraq) lo que implica que la desertificación se acentuará y la única manera de pararlo o atenuarlo es con nuestros montes. Para ello hay que plantear políticas a largo plazo y la colaboración de todos que eviten estos grandes incendios en España. De otra forma a nuestros hijos les dejaremos un desierto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.